¿El entrenamiento de fuerza podría proteger de los calambres?

0
117

Calambres

Los calambres musculares se vinculan con el ejercicio y no son otra cosa que una contracción dolorosa involuntaria del músculo durante o después del ejercicio. Sin embargo, estudios señalan que existe una relación entre los calambres con una abundante sudoración y con los cambios en las concentraciones de electrolitos en sangre. Pero hoy en día existen avances de todo ello, tras realizar una investigación. Así que entérate de todo a continuación.

La investigacion

Una investigación llevada a cabo por Ignacio Martínez, doctor en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, así como miembro del equipo de la Unidad de Salud Deportiva de Vita Valencia, ha puesto de manifiesto que los corredores que sufren calambres durante o después de la maratón no mostraron grandes diferencias de deshidratación ni en la concentración de sodio en sangre.

El estudio publicado en la Revista Journal of Strength & Conditioning demuestra como principal hallazgo, que aquellos corredores que sufrieron de calambres, mostraron una concentración en sangre de marcadores de daño muscular significativamente mayor, tanto al finalizar la carrera como a las 24 horas posteriores a la misma.

Calambres musculares corva

Los resultados en el trabajo de investigación corroboraron los datos obtenidos en un estudio previo en el que se obtuvieron resultados similares en una prueba de ultra trail. Donde se señala la relación de los calambres con el daño muscular que el corredor sufre en la carrera, la cual no es por la deshidratación o por el grado de depleción electrolítica como se había afirmado.

Es así que los corredores que habían sufrido calambres y los que no durante 3 meses previos a la carrera, no existían diferencias significativas en el kilometraje, en las sesiones de entrenamiento o en el número de horas. Sin embargo, el porcentaje de los corredores que habían realizado un entrenamiento de fuerza fue casi del doble de entre quienes no habían sufrido calambres, por lo que se sugiere que el entrenamiento de fuerza podría proteger frente a las contracciones involuntarias.

En conclusión, este estudio permite tener un avance significativo en relación a los factores de entrenamiento de los deportistas y los resultados de los mismos en pruebas de gran exigencia física.

DEJANOS TU COMENTARIO