Un mes y medio después que a los deportistas convencionales, el Cenard recibió a los paralímpicos

0
177

Un mes y medio luego de que lo hicieran los atletas convencionales, que reaparecieron el 18 de junio, los paradeportistas que tienen la mira en Tokio 2020 regresaron al Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) para entrenarse apropiadamente.

El pedido de quienes van a participar o pretenden hacerlo en los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 fue prácticamente simultáneo al de quienes proyectan tomar parte en los Olímpicos, pero fue autorizado tiempo más tarde por el gobierno nacional, en parte en razón de que la cita paralímpica empezará un mes después, el 24 de agosto de 2021 (durará hasta el 5 de septiembre), que la convencional, que se iniciará el 23 de julio (terminará el 8 de agosto).

Cuatro disciplinas paralímpicas tuvieron actividad ayer en el Cenard por primera vez desde que se inició la cuarentena por el coronavirus: fútbol de ciegos, natación, tenis de mesa y atletismo, con los protocolos gestionados en su momento por las respectivas federaciones y por el Comité Paralímpico Argentino y finalmente aprobados por el Ministerio de Salud y por la Jefatura de Gabinete.

Martín Damonte es el director técnico del seleccionado masculino de fútbol de ciegos, Los Murciélagos.
Martín Damonte es el director técnico del seleccionado masculino de fútbol de ciegos, Los Murciélagos.

«Fue un día muy esperado por el plantel. Éste es un camino progresivo y hay que trabajar con tranquilidad, respetar los protocolos y no perder el foco de cuidarnos», comentó Martín Demonte, el entrenador del equipo masculino de fútbol, altamente competitivo. El seleccionado argentino, que se entrenó en el Estadio Nacional Los Murciélagos, ya tiene asegurada su actuación en Tokio, gracias a su desempeño al disputar la Copa América Brasil 2019.

Los atletas que se sumaron a los entrenamientos en la primera semana fueron Elian Araya, Maidana Cancinos, Nadia Báez, Nicolás Nieto, Lucas Poggi, Ana Luz Pellitero, Sergio Zayas, Daniela Giménez, Amílcar Guerra, Nicolás Ricci, Santiago Senestro y Nicolás Rivero.

Sergio Zayas, nadador ciego que busca su cuarto Juego Paralímpicos, aseguró que “es un poco raro estar distanciados por un andarivel. Se extrañaba mucho la pileta”. Además, el santafesino se mostró agradecido con la Secretaría de Deportes y el ENARD porque mantuvieron las becas de los deportistas.

“Este regreso es empezar de cero otra vez. Ahora hay que ser fuerte mentalmente y apuntar los cañones hacia Tokio”, afirmó en Paradeportes Radio.

Fuente Argentina Deporte Amateur y La Nación.

DEJANOS TU COMENTARIO