Kevin Benavides: “Cambiar de marca fue una decisión con mucho huevo”

0
149

Infobae habló con el salteño que defenderá su título en Arabia Saudita. Su pase de Honda a KTM, las “estrellitas” en un accidente y su reacción por no recibir el Olimpia de Plata en motociclismo.

Más allá de haber conseguido la gloria en el Rally Dakar 2021, y de ser el primer argentino en la historia en ganar en motos, Kevin Benavides mantiene su humildad. Sus pies sobre la tierra lo llevaron a “dejar su zona de confort en Honda por el desafío de KTM”, como explicará en el diálogo con Infobae. En la próxima edición de la carrera más dura del mundo, el salteño defenderá el título en la categoría más emblemática de la competencia que lleva 43 años de disputa.

Dakar 2022: Kevin Benavides, su obsesión con hacer historia y una clara  advertencia | MDZ Online

Aunque KTM también es potencia en la mítica carrera, ya que la casa austriaca tuvo una racha de 18 triunfos al hilo entre 2001 y 2019 (N. de la R: en 2008 no se corrió por amenazas terroristas), fue Honda la que cortó su rumbo triunfal en 2020 con el estadounidense Ricky Brabec y en la última edición Benavides inscribió su nombre entre los ganadores. Luego de la hazaña tiró la bomba en el ambiente al anunciar su cambio de marca para 2022 y 2023.

En la previa a la cita que se disputará del 2 al 14 de enero, por tercera vez consecutiva en Arabia Saudita, Kevin charló con este medio sobre lo que viene y, con la perspectiva de los meses transcurridos, reflexionó sobre qué se siente ser campeón en el Dakar. En enero de este año dijo que “aún no había caído en lo que había conseguido”.

-¿Ahora caíste?

-Sí, y fue el logro más grande de mi carrera deportiva. Es un sueño cumplido. Es el objetivo más grande que uno podía plantearse. Es una satisfacción importante en lo personal, por lo que uno tanto luchó y anhelaba durante tanto tiempo. Te da el reconocimiento que es mucho más fuerte en todos lados. Por suerte sigo manteniendo los pies sobre la tierra. Yo sigo igual. El objetivo es seguir haciendo historia y eso es por lo que vamos en 2022.

Kevin Benavides (@kmbenavides) / Twitter

-¿Por qué cambiaste de marca?

-Después de cinco años con Honda, y de haberle dado la victoria, siento que cumplí con mi trabajo. Apareció KTM, que era la marca con la que había empezado a correr en Enduro, y justo mi contrato con Honda había terminado. Lo tomé como un desafío grande. Estuve cinco años con Honda y la idea es ganar con dos marcas diferentes, algo que nadie consiguió, y es la parte de la motivación que me gustó. También salir de mi zona de confort. Me la juego un poco. Sabía que era una decisión con mucho huevo.

-¿Qué te parece la moto?

-Hemos hechos muchas pruebas con la 450 (el modelo) y me cayó muy bien. Lamentablemente al poco tiempo que firmé con KTM en una prueba me lesioné el hombro. Volví en agosto y corrí en Marruecos solo, para “dar la vuelta” (completar la carrera) con el fin de seguir adaptándome a la moto. Luego seguimos con los entrenamientos en los Estados Unidos y Dubái. Es un nuevo modelo y hay muchas expectativas.

-¿Cómo fue tu preparación durante el año?

-Cuando volví a entrenar en julio empecé a moverme y viajé a hacer unos tests con el equipo. Hicimos muchas horas de motos y aprovechamos para desarrollarla con el fin de conseguir la mejor puesta a punto. Luego de Marruecos nos fuimos a Dubái, donde trabajé 15 días con la moto. En cuanto al entrenamiento físico, laburo todos los días en doble turno, a la mañana gimnasio y a la tarde aeróbico, que es la bicicleta y con la moto. También, trabajar los músculos en los que tuve lesiones.

-¿Qué pensás del recorrido de 2022?

-Se ve que será interesante y habrá más etapas con arenas porque me gusta, al igual que la mayoría de los terrenos. De todas formas, siempre pude adaptarme a cualquier recorrido por haber corrido en enduro. Habrá etapas bucles, esas que arrancan y terminan en un mismo lugar y te permite quitar kilómetros de enlace. También sacaron la regla de los seis neumáticos que era bastante estúpida y ahora se puede usar la cantidad de gomas que uno quiera. La etapa maratón (los participantes no tienen asistencia de los equipos) será en el segundo día, algo llamativo porque siempre es a mitad de carrera.

Benavides cumplirá sus 33 años (nació el 09/01/1989) en Medio Oriente, algo que viene pasando desde que debutó en el Rally Dakar en 2016. Sabe lo que son los sacrificios por dedicarse de lleno a su campaña deportiva. A los tres años recibió de regalo su primera moto y al poco tiempo empezó a correr. Siendo tan chico se perdió de varios eventos familiares o salidas con amigos en su adolescencia cuando empezó a competir en enduro, especialidad en la que obtuvo 18 títulos: provinciales (10), nacionales (3) y latinoamericanos (5). En 2009, con la llegada del Dakar a Sudamérica (2009), quiso embarcarse en la mítica competencia que tendrá su 44ª edición y que desde 2022 pasará a integrar el Campeonato Mundial de Rally Raid de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y el Mundial de Rally Cross Country de la Federación Internacional de Motociclismo (FIM).

Rally Dakar 2021: Toby Price gana la tercera etapa y Barreda cede ante un  sorprendente nuevo líder | Marca

-¿Qué parte será más difícil?

-Uno las va descubriendo a medida que conocés la hoja de ruta. Serán etapas duras con navegación, que es la parte más complicada. El Dakar no es solo manejar sino también entender el libro de ruta donde no hay flechas, no hay caminos, no hay nada. El aprender a navegar es lo que te diferencia del resto de los pilotos.

-¿Si no ganás es un fracaso?

-Voy a defender el título. Pero ponerse la presión de que sí o sí tenés que ganar es bastante tonto, porque en el Dakar todo puede pasar y es una carrera donde ser el más rápido no es clave, sino cuidar la moto. Si vas con la presión de “tengo que ganar”, seguramente será más difícil conseguirlo. Pienso que estar en podio o en un top cinco será un buen resultado.

El Rally Dakar es la carrera más dura del mundo y es una experiencia que suele cambiar la vida de los participantes. Perderse en el recorrido, sufrir un accidente y no poder continuar, en el caso de los motociclista puede terminar en una insolación de día, cuando suben las temperaturas, o en una hipotermia cuando bajan. A pesar de que ahora los pilotos tienen GPS, un botón de alarma en caso de un abandono, las muertes suelen darse en casi todas las ediciones y es la categoría motos la que más víctimas fatales se cobró: 22 de los 33 fallecidos desde el inicio de la legendaria competencia en 1979.

Es una carrera de supervivencia y Benavides la conoce muy bien, como a quienes deberá superar si pretende repetir su victoria de 2021.

Kevin Benavides ganó en motos e hizo historia en el Dakar 2021

-¿Quiénes serán tus rivales más fuertes?

-Al haber varios equipos oficiales hay 15 pilotos que están muy fuertes y con condiciones de poder ganar como Toby Price (KTM), Sam Sunderland (KTM), Joan Barreda Bort (Honda), Ricky Brabec (Honda), José Cornejo (Honda), Pablo Quintanilla (Honda) y mi hermano, Luciano (Husqvarna). El nivel creció mucho y será una carrera muy difícil.

-¿El Dakar perderá su mística al integrar el campeonato mundial de Rally Cross Country?

-Creo que no, para mí esto es muy bueno y positivo de que el Dakar integre el campeonato del mundo. Igual seguirá siendo mucho más importante ganar el Dakar que ganar el mundial. Pero que el Dakar lo integre es importante, ya que será ASO (Amaury Sport Organisation, la empresa que gestiona el Rally Dakar) la que lleve a cabo el Mundial. Ellos consiguen más difusión con la televisación, ya que tienen mucha experiencia. Si tengo que elegir me quedo con el Dakar, pero el Mundial sigue siendo una materia pendiente.

Kevin Benavides, el primer campeón latinoamericano del Dakar en motos |  MARCA Claro Usa

-¿Alguna anécdota del Dakar?

-Tal vez no tan divertida en el momento, pero luego sí. Fue el año pasado, cuando me rompí la nariz, que salté una duna y le pegué con el casco al GPS y, cuando caí para el costado, literalmente vi las estrellitas, como en los dibujos animados (risas), posta que fue así. Lo loco de esa historia es que inclusive gané esa etapa. Me levanté de la moto y dije que “no podía ser, que no podía quedarme con otra caída y una nueva frustración en el Dakar”. De esa situación frustrante y graciosa a la vez, saqué fuerzas de donde no las tenía y seguí adelante. Encima cuando me subí a la moto escuché un crack y luego lo escuché a cada rato. Dije, “bueno, si me quebré algo me pondré un yeso”. La cosa es que al final no estaba quebrado si no que fue una distensión de ligamento.

-¿Te molestó no haber ganado el Olimpia de plata en motociclismo?

-No, lo tomé como una adversidad más que se te presenta, como en el Dakar. No era lo que yo esperaba y no se puede comparar. No tengo nada contra Manuel Andújar (ganó el Rally Dakar 2021 en cuatriciclos, el Mundial de Rally Cross Country y recibió el Olimpia), pero creo que sinceramente no se puede comparar la categoría motos y cuatriciclos en el Dakar. Le saqué 14 horas de diferencia. Y el riesgo que se toma en moto es mucho más grande que en la categoría cuatriciclos. Además, las motos somos las que marcamos el recorrido porque salimos primero, algo que nadie quiere hacer. El resto sigue las huellas de las motos. Por otro lado, ya van varios argentinos que ganaron en la categoría cuatriciclos y si en 2021 terminaron diez, creo que eran muchos. La diferencia que hizo Manu fue ganar el Mundial. No se puede comparar. Pero Andújar no tuvo la culpa. Claramente los periodistas que tuvieron que votar no entendieron el tema.

Por Darío Coronel

DEJANOS TU COMENTARIO