Volvieron las competencias de ciclismo de ruta a la provincia

0
101

En el regreso a la cinta asfáltica el más chico de la dinastía Santana se quedó con la gloria en un final para el infarto, derrotando en el Autódromo de Tolhuin a los experimentados Lucas Miranda y Ricardo Acosta. Entre las Damas la reina fue Jessica Gómez quien terminó demoliendo a sus adversarias.

Tras casi un año y medio sin actividad en el Ciclismo de Ruta, de la mano del ahora dirigente Rodrigo Núñez y el acompañamiento de la Secretaría de Deportes de la Provincia, ayer se vivió una verdadera fiesta en el Autódromo Carlos Romero de Tolhuin donde ni la lluvia y el frío pudieron con una concurrencia superior a los 60 competidores que le dieron un colorido sin igual a la mañana gris.

Feliz Día. Todas las mujeres que se dieron cita en el regreso del Ciclismo de Ruta, muchas de ellas debutantes absolutas. Además de toque femenino, le dieron un lindo color a la tarde gris.

La carrera fue muy atractiva para observar, no sólo por los nueve animadores principales que pelearon de principio a fin el primer puesto de la general, sino también por los actores secundarios quienes también estuvieron a la altura de la competencia y en un final electrizante, Gustavo Santana se quedó con la competencia al quebrar en el sprint a los experimentados Lucas Miranda y Ricardo Acosta quienes fueron acompañados por el aliento de mucha gente que se centró en el paredón de la recta principal y fueron testigos de una final sin igual.

La mañana arrancó muy linda cuando los organizadores comenzaron a montar todo para recibir de la mejor manera a los competidores; la carpa de asistencia, el sonido, la entrega de numeración, aprovechando además los boxes del Autódromo para la entrada en calor de los participantes, la cual fue muy utilizada dado que desde las 10:00 el buen clima desapareció, se nubló de un minuto a otro y la lluvia se hizo presente y con algo de intensidad, lo que derivó en un piso muy mojado y peligroso para transitarlo, por lo que los organizadores adoptaron la medida de no utilizar el circuito largo el cual en una de sus curvas había acumulación de agua y utilizar el recorrido corto, el de 2.200 metros de extensión, lo que mantuvo concentrados a los corredores por el piso mojado y a los espectadores porque los veían con mayor asiduidad a todos los participantes.

Desde el arranque todos comenzaron a un ritmo sostenido adaptándose a las condiciones del piso, pero al llegar al tercer giro, un arranque furioso de Kevin Santana se llevó consigo a una docena de participantes, el resto perdió la rueda del pelotón principal y rápidamente quedó otro conjunto de corredores como escolta, y un poco más atrás, otro pequeño pelotón donde se prendieron los chicos del selectivo de Epade y Araucanía, quienes están haciendo sus primeras armas en esta modalidad, porque una cosa es entrenar, otra muy distinta hacerlo en una carrera oficial.

A medida que fueron pasando las vueltas y la lluvia había dejado de molestar, los tiempos por vuelta se fueron mejorando hasta legar a un promedio 2 minutos con 23 segundos la vuelta, cosa que también sirvió para ir secando los sectores por donde más transitaban y esa velocidad les permitió al minuto 23 sacarle una vuelta a todos, incluido al pelotón escolta, y a ese ritmo todo hacía indicar que le podían sacar dos giros antes de la finalización de la prueba, pero en el medio, a los 45 minutos de carrera donde el sonar de una sirena avisó del sprint intermedio, lo que concentró la primera gran atención de la prueba.

Y al llegar a la última curva de ingreso a la recta principal, los actores del pelotón de punta se pararon en sus pedales en busca de una mejor ubicación para embalar y desde lejos se fueron dando palos y palos hasta cruzar la línea de llegada con Kevin Santana como ganador del mismo, escoltado por media bicicleta por su hermano Gustavo y por Lucas Miranda quien no pudo sostener su embalaje más largo.

Una vez que terminaron el embalaje intermedio, giraron unas cinco vueltas más a un ritmo fuerte y sostenido y cuando tenían a tiro nuevamente al pelotón escolta para sacarle una nueva vuelta, levantaron el pié del acelerador, y las últimas ocho vueltas la hicieron a un ritmo cansino y esto terminó jugando en contra, ya que la humedad que traían encima y el viento frío que cambió de golpe, los “congeló” y cuando quisieron reaccionar, ya no hubo reacción para elevar la velocidad, por lo que se guardaron para el cierre de los 75 minutos, y cuando le avisaron del giro final, aceleraron en los curvones contrarios a la línea de meta, y al llegar a la última curva y todos comenzaron con la aceleración final, el primero en quedarse fuera de la lucha fue Kevin Santana a quien se le salió la cadena y quedó entre los demás ocho contrincantes.

La llegada estaba para cualquiera, pero la fuerza del tiraje largo de los experimentados Fufi Acosta y Lucas Miranda daban la impresión que podía ser de alguno de ellos dos, pero la agilidad y el resto físico del más chico de los Santana fue quien se quedó con la victoria en un cierre apasionante, derrotando además de los nombrados, a corredores como Aaron Pintos o Marcos Aravena de Ushuaia, ya que al mencionado Kavin Santana, otro que tuvo problemas en el cierre fue César Ferreira quien pinchó en la vuelta final.

Fuente Diario El Sureño.

DEJANOS TU COMENTARIO