Pogacar, corredor de sangre caliente, descubre las debilidades de Bernal

0
84

El esloveno, junto a su compatriota Roglic, exhibe su descaro en una explosiva subida en el Macizo Central y el colombiano flojea. Victoria para Daniel Felipe Martínez

Sufrió el último monarca del Tour por el acoso del tipo con la sangre más caliente. A Egan Bernal, escalador de tronío, se le cortó la respiración con un ataque seco de Tadej Pogacar, en una subida corta y dura en la zona de los volcanes del Macizo Central. El desafío del joven esloveno descubrió las debilidades del colombiano e incentivó a Primoz Roglic, que se agarró a su compatriota para asestar el primer golpe serio de una carrera sin dueño.

Roglic y Pogacar, el poder esloveno - France 24

El último vencedor de los Campos Elíseos perdió 36 segundos en una cima en la que pocos sospechaban que iba a exhibir sus carencias. Una subida explosiva en la que Mikel Landa volvió a aguantar con los mejores. Un ejercicio para el lucimiento del colombiano Daniel Martínez, que inscribió su nombre en la nómina de vencedores de etapa.

Emociones intensas en una jornada agotadora, con una sucesión interminable de siete puertos encadenados y con un desnivel acumulado de 4.000 metros. Bosques cerrados, donde el viento empujó para abrirse camino. Terreno quebrado, propicio para huir y esconderse de los enemigos. Las trampas del Macizo Central obligaron al pelotón a ir con las orejas tiesas. Un recorrido de dientes de sierra donde los aventureros disfrutaron dando rienda suelta a sus innatas inquietudes. En la primera cita por las cumbres del Parque Natural de los Volcanes de Auvergnia, una escapada de gente ilustres marcó la tendencia. Entre los fugados, Julian AlaphilippeDan MartinMarc Soler, Daniel Martínez, Romain SicardDavid de la CruzWaren BarguilPierre RolandPavel Sivakov o Rémi Cavagna, que dispusieron de una ventaja superior a los 10 minutos.

Tadej Pogacar soars to second at Tour de France with explosive late charge  on Puy Mary | Cyclingnews

Las estrechas carreteras exigieron máxima concentración para evitar golpes inesperados y no quedar atrapados en emboscadas. Sin descanso en un zona de sube y baja, Bardet perdió la verticalidad en un enganchón. Mollema hizo las maletas precipitadamente. Quintana, magullado, tenía mala cara antes de afrontar el Anglards-de-Salers, quinto de los siete puertos del día, y el ascenso al Col de Neronne de segunda, con 3,8 kilómetros de subida con una pendiente media de 9.1%. El preludio de una final de trayecto en Puy Mary, donde Martínez fue el más espabilado, cerca del volcán más grande de Europa, con 70 kilómetros de diámetro. Allí, Neilson Powlers y Max Schachmann persiguieron su día de gloria con un ataque por sinuosos senderos. El alemán fue el más persistente, por detrás apretaron Soler, Lennard Kämna y Martínez. El catalán, muy generoso en el esfuerzo, se desfondó a 12 kilómetros de meta. Allí, Ineos marcó el camino a Jumbo. Una etapa con dos carreras, una para la victoria parcial y otra para establecer diferencias en la clasificación general. En la presión de Ineos, en esta ocasión lanzado por Carapaz, cedieron Guillaume MartinPinot y Bardet. Sufrimiento francés en las cordilleras del corazón del país. Adiós al podio. Cuando todo parecía controlado por el Ineos, apareció ese fogozado típico de Pogacar para poner la carrera patas arriba. En dos kilómetros pletóricos descolgó a Bernal y se llevó consigo a Roglic. El último vencedor de la Vuelta a España es el más sólido antes de afrontar la última parte de un Tour que promete sorpresas, como los apuros de Bernal.

Por PABLO DE LA CALLE.

DEJANOS TU COMENTARIO