Italia debate el acceso a la nacionalidad tras el éxito de sus atletas en Tokio 2020

0
63

La mayor sorpresa del gran desempeño itálico llegó en la prueba estrella de los Juegos, los 100 metros donde ganó Lamont Marcell Jacobs, de madre italiana y padre estadounidense, que nació en Texas, Estados Unidos.

Lamont Marcell Jacobs dando el batacazo en los 100 metros en los JJOO de Tokio 2020.
Lamont Marcell Jacobs dando el batacazo en los 100 metros en los JJOO de Tokio 2020.
Italia conquistó el mayor número de medallas de su historia en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, en parte gracias a sus atletas de origen extranjero, por lo que en el país europeo se impuso el debate sobre las complicadas condiciones para obtener la nacionalidad.

Italia ganó 40 medallas en Japón y superó sus mejores marcas olímpicas de Los Ángeles 1932 y Roma 1960, cuando obtuvo 36.

La mayor sorpresa llegó en la prueba estrella de los Juegos, los 100 metros, en los que Lamont Marcell Jacobs causó sensación y ganó con 9s80, ya sin el recordman jamaiquino Usain Bolt en la competencia. De madre italiana y padre estadounidense, Jacobs nació en Texas, Estados Unidos.

Según la agencia de noticias AFP, el debate de los nacionalizados lo trajo a la luz el propio presidente del Comité Olímpico Italiano, Giovanni Malago, quien se quejó de la pesadilla administrativa que deben padecer los atletas que quieren competir bajo bandera italiana, pero que aún no tienen la nacionalidad oficialmente.

Para obtener su nacionalidad, Italia privilegia el derecho de sangre (lus sanguini) frente al de suelo (lus soli), por lo que los niños nacidos en Italia de padres extranjeros deben esperar hasta los 18 años para solicitar la nacionalidad. El trámite puede demorar hasta cuatro años.

Por su parte, la ministra del Interior, Luciana Lamorgese, reconoció como válidas estas críticas, lo que provocó la ira del tribuno de la extrema derecha, Matteo Salvini, líder de la Liga, quien la instó a centrarse en el control de inmigrantes en las fronteras italianas, en lugar de defender el derecho de suelo, informó AFP.

De acuerdo al ministerio del Interior, más de 31.000 inmigrantes desembarcaron en las costas italianas desde enero de este año, más del doble que en 2020, lo que para la extrema derecha significa una «crisis».

Lamorgese, en cambio, abogó por la «inclusión social» y en declaraciones al diario La Stampa de este martes sostuvo que los jóvenes que esperan por su nacionalidad, y no solamente los deportistas, «deben sentirse como parte integrante de nuestra sociedad».

Fuente Télam.

DEJANOS TU COMENTARIO